Las emociones en el entorno laboral, desafío real desatendido por las empresas

Históricamente, las emociones de los trabajadores, como el aprecio, la satisfacción o el orgullo son un aspecto que se ha considerado como algo “agradable de tener”, pero no esencial en los negocios. Sin embargo, los profesionales de Recursos Humanos han comenzado a reconocer que el estado de ánimo de las personas en las organizaciones es un asunto mucho más importante: es la productividad lo que está en juego.

De acuerdo con el estudio Chief People Officer del futuro de Adecco Group, los ejecutivos de gestión de talento vinculan las emociones de los empleados con beneficios para los negocios. El 68% de ellos considera que el estado de ánimo de la fuerza laboral se relaciona con un aumento de la productividad.

Entre otros aspectos positivos, los profesionales de Recursos Humanos relacionan los sentimientos de los colaboradores con el bienestar, la creatividad, el aumento de la lealtad hacia la organización y una reducción del ausentismo.

“Las personas ejecutivas ven la mejora de las emociones en el trabajo no sólo como algo que evita resultados indeseables para empresas (por ejemplo, llevar al personal a la oficina), sino como algo que tiene un impacto tangible en la calidad y cantidad de la producción de trabajo una vez que el personal está en el trabajo”, destaca la firma en el estudio.

Diversas investigaciones en la última década han demostrado que las emociones tienen un papel importante en prácticamente todos los temas que inquietan a las áreas de Recursos Humanos: ausentismo, rotación, fidelidad, creatividad y, por supuesto, productividad. Los estudios científicos respaldan que el apoyo a los colaboradores para sentirse mejor en el trabajo les ayuda a realizar sus actividades de manera más efectiva, lo que se traduce no sólo en beneficios a nivel profesional para los empleados, sino en aspectos positivos para los negocios.

“La pandemia mostró al mundo, una vez más, lo importante que son las emociones del personal en el trabajo. Esta tendencia ha puesto a la dirección de personal en el centro de atención, y los profesionales de Recursos Humanos en tener mayor conciencia de la salud mental de los colaboradores y su bienestar emocional y psicológico”, expuso Salvador de Antuñano, director de Recursos Humanos de Adecco Group México.

Sin embargo, al igual que otras paradojas en el mundo del trabajo, también hay una brecha entre reconocimiento del papel de las emociones en la productividad y las acciones que toman las empresas para mejorar lo que sienten las personas hacia el trabajo y la organización.

Sólo el 51% de los ejecutivos de Recursos Humanos reconoce que su empresa cuenta con una acción para mejorar las emociones de su fuerza laboral, la más común es medir regularmente cómo se siente el personal y dar retroalimentación en función de los resultados.

Entre otras estrategias en este terreno, aunque con una menor proporción de empresas que las ejecutan, destacan:

  • Proporcionar espacios de oficina para generar las emociones deseadas
  • Programas de felicidad y bienestar
  • Ofrecer actividades sociales
  • Alinear la cultura organizacional con los sentimientos deseados
  • Rediseñar el trabajo para crear las emociones deseadas

“La encuesta preguntó a las personas ejecutivas si su organización mide regularmente cómo los sentimientos del personal afectan los resultados. Solo el 30% de las empresas dijo que rastrea cómo los sentimientos del personal afectan los resultados en su empresa. Sin documentar el hecho de que las emociones importan para el trabajo, las empresas corren el riesgo de pasar por alto las emociones y no obtener una mejor comprensión de cómo se pueden aprovechar los beneficios positivos”, advirtió la firma.

En ese sentido, los hallazgos del estudio evidenciaron la necesidad de tomar acciones desde las direcciones de las áreas de capital humano, en primera instancia para medir sistemáticamente las emociones de los colaboradores e implementar estrategias con base en los resultados.

Colaboradores en grave problema de salud

De acuerdo con el estudio de Adecco, la pandemia ha hecho que los desafíos en el mundo del trabajo sean aún más urgentes de atender. Entre los desafíos de los ejecutivos de Recursos Humanos para abordar los pendientes en el mercado laboral se encuentra la gestión de las emociones negativas como el estrés, el aburrimiento, la frustración o el cansancio.

“En este momento los colaboradores se encuentran en un gran problema de salud. El enemigo lo conocemos de memoria y es el estrés, y es resultado de todo lo que hemos tenido que gestionar”, opinó, José Antonio Mársico, presidente de Grupo Body Systems.

En ese tenor, el impacto de la pandemia en la salud mental de las personas es una realidad que no puede ignorarse y es un tema del que se tiene que hablar en las empresas. “Porque cuando no sabemos gestionar el estrés en nuestra organización el estrés de los colaboradores aparece el último enemigo, que es el burnout, que es cuando ya estamos quemados y es el que provoca ese nuevo fenómeno que es el presentismo: estamos y no estamos”, puntualizó el especialista.

Durante una ponencia en el Summit 2022 de Great Place to Work (GPTW), José Antonio Mársico resaltó que los dos años que lleva la presencia de la pandemia “terminaron” con las viejas culturas corporativas y una de las oportunidades que ha dejado la emergencia sanitaria es la sensibilidad frente a los temas de salud, la cual se ha vuelto la nueva riqueza.

“Cada vez más nuestros colaboradores están pidiendo que los ayudemos a cuidar mejor su salud y tener mayor bienestar. Es un activo que hoy se ha transformado en un beneficio que hoy los colaboradores buscan y persiguen. Y no podemos dejarles la responsabilidad a nuestros colaboradores con el famoso autocuidado de la salud, tenemos de alguna manera afrontar que la pandemia nos trajo una crisis de salud y los colaboradores lo visualizan como un beneficio fundamental”.

Por: Gerardo Hernández
Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Las-emociones-en-el-entorno-laboral-desafio-real-desatendido-por-las-empresas-20220630-0083.html
Ilustración EE: Nayelly Tenorio