​En qué consiste el Agile Marketing

En los últimos años, se ha puesto muy de moda el concepto de metodología agile, o ágil, un modelo de mejora continua en el que se planifica, se crea, se comprueba el resultado y se mejora.

Su principal característica es realizar entregas rápidas y continuas durante el proceso de creación de un producto o servicio, de manera de no llegar al final del proyecto sin haber conocido y probado los avances entre todas las áreas involucradas, lo que representa significativos ahorros en tiempo y costos.

Estas metodologías nacieron en el área de desarrollo de softwares. En 2001, los CEOs de las principales empresas de la industria se reunieron en Utah, Estados Unidos, consolidaron las mejores prácticas de cada compañía y crearon el manifiesto agile.

Rápidamente, el sistema fue adoptado por otras industrias, pues entre sus ventajas se cuenta el mejorar la calidad, generar mayor compromiso de los equipos, acortar los ciclos de producción, reacción y toma de decisiones, y aumentar la productividad.

El marketing no ha estado ajeno. Así, el Agile Marketing es un enfoque que utiliza los principios y prácticas de las metodologías ágiles.

Esto incluye equipos multidisciplinarios que se auto organizan y trabajan en iteraciones frecuentes con retroalimentación continua. Requiere una visión estratégica, así como una planificación de marketing a corto, mediano y largo plazo.

De esta forma, se acortan los ciclos de trabajo, se priorizan las métricas, se valora el trabajo en equipo y, por supuesto, se pone al cliente al centro de cualquier acción.

De acuerdo a AgileSherpas, un referente en el agile marketing, el 51% de los marketeros usaron metodologías ágiles de trabajo el 2021.

Cualquier equipo exitoso de marketing ágil tiene 4 características esenciales:
  • Trabajo en equipo ágil
  • Decisiones basadas en datos
  • Entregas rápidas e iterativas
  • Adhesión al manifiesto de marketing ágil

Este Manifiesto de Marketing Ágil fue creado en 2012 por un grupo que se reunió para compartir ideas de marketing ágil y consolidar las ideas de otros manifiestos de marketing. Desde entonces, el documento ha orientado a los equipos de marketing que quieren trabajar con esta metodología.

Los valores de marketing ágil, tal como se describen en el manifiesto, incluyen:

  • Centrarse en el valor del cliente y los resultados comerciales por sobre la actividad y la producción.
  • Entregar valor temprano antes que perfección.
  • Aprender a través de experimentos y datos en vez de opiniones y convenciones.
  • Colaboración interfuncional en vez de silos y jerarquías.
  • Responder al cambio más que seguir un plan estático.

Existen herramientas que facilitan y ordenan la tarea. Una de ellas es la metodología Scrum, donde se realizan entregas parciales y regulares del producto final, priorizadas por el beneficio que aportan al receptor del proyecto. A estos bloques de tiempo, fijos y conocidos por todos los participantes, se les llama Sprints

Aplicar marketing ágil requiere que las personas de los equipos cambien su mentalidad, acostumbrándose a pensar en ciclos cortos, enfocarse en acciones y priorizar métricas. Con ello es más fácil y rápido detectar errores, probar suposiciones, superar desafíos y lograr resultados de una manera ágil.

 
 

Por: ANDA Chile
Fuente: https://www.anda.cl/en-que-consiste-el-agile-marketing/
Imagen: Unplash / Jason Goodman